lunes, 22 de mayo de 2017

¿Qué haces cuando la emoción se va y entre más sexo tienes, menos lo disfrutas?

¿Qué haces cuando la emoción se va y entre más sexo tienes, menos lo disfrutas?¿Qué haces cuando la emoción se va y entre más sexo tienes, menos lo disfrutas? "Al principio el sexo era excitante, luego empecé a sentirme extraño, luego también mi pareja. Discutimos, peleamos y nos separamos. Ahora somos enemigos."

Este síndrome es a lo que llamo síndrome de la mañana al despertar. Nos despertamos y nos damos cuenta de que la intimidad no está realmente ahí. La relación sexual ya no nos satisface, y lo que tenemos al final, nos damos cuenta que no es lo que realmente queríamos al principio. Todo lo que tenemos son dos personas egocéntricas buscando su propia satisfacción. Los elementos del amor genuino e intimidad no se obtienen "instantáneamente," y uno se encuentra en un estado desbalanceado buscando armonía.

Cada uno de nosotros tenemos cinco partes importantes en nuestras vidas: la física, la emocional, la mental, la social y la espiritual. Todas estas partes están diseñadas para trabajar juntas en armonía. En la búsqueda de la intimidad queremos la solución "hoy" o "ayer." Uno de nuestros problemas es que queremos satisfacción al "instante." Cuando la necesidad de intimidad en una relación no es satisfecha, buscamos una solución "instantánea." ¿Dónde buscamos? ¿En lo físico, mental, social, emocional o espiritual? Es en lo físico. Es más fácil intimar físicamente con alguien, que intimar en alguna de las otras cuatro áreas. Puedes intimar con alguien del sexo opuesto en una hora o media hora -¡dependiendo de la urgencia! Pero pronto descubres que el sexo es sólo un alivio temporal para un deseo superficial. Hay una necesidad mucho más profunda que no ha sido satisfecha.

¿Qué haces cuando la emoción se va y entre más sexo tienes, menos lo disfrutas?

viernes, 5 de mayo de 2017

Vale, eres un romántico y quieres llamarlo amor

¿FOLLAMOS? 

Yo no sé que pasa que todavía existe ese tabú hacia la palabra "follar". 

Qué manera más estúpida de marginar a una palabra tan bonita. No te hagas líos, 
estás aquí porque dos personas decidieron follar. Vale, eres un romántico y quieres 
llamarlo amor, llámalo amor... ¡Follar! 
 
Hotel Miami Mlaga , habitaciones por horas para follar en Malaga
 Mira, el amor está bien pero lo que te ha traído a la vida ha sido el sexo. A no ser 
que seas un experimento de laboratorio de esos que se cocinan con guantes blancos y 
cámaras de frío. Nada en contra, no me malinterpretes. 

Y es que no tiene nada malo pensar en follar o, salir para follar o, follar, sin más. 

A mí lo que me jode es levantarme a las 6 de la mañana cada día para ir a 
trabajar y aguantar a un jefe que odio, que es un retrasado mental y que seguramente no 
folla y por eso me toca aguantar su mal humor día tras día. ¡Lo veis! Todo se 
retroalimenta. Ese mismo hombre bien follado sería otra persona. Con suerte hasta te 
daría los buenos días cuando te lo cruzas al llegar al trabajo. Vale, seguramente no te 
pague el sueldo que te mereces ni las 4 horas extras que haces cada día por la cara pero 
eso te pasa por vivir en España donde, por lo visto, ninguno de los que está por encima 
de ti en el organigrama de tu empresa folla lo suficiente. ¿Tú quieres ser jefe de algo? 
¡Deja de follar! Entonces te convertirás en un ser amargado y ruin perfecto para 
destrozarle la existencia a los demás. 

Y me dirás " — ooooohhh! Eres un guarro, un salido y un cerdo, siempre 
pensando en lo mismo". Ya claro, y tú no. Tú que te escondes en tu casa para pensar 
con tus manos e imaginar todo lo que querrías pero que no puedes hacer eres una 
persona ejemplar y santa. 

Reconozco que a veces voy por la calle y no hago más que ver tetas y culos. 
Mire a donde mire sólo veo escotes, culitos despampanantes y pechugas. ¡Joder... Hay 
días que hasta los hombres con trajes "están buenas"! 

O esos días que terminan en viernes y acabas llamando a tu mejor amigo para 
tomarte 7 copas con él en cualquier bar. Una copa... dos copas... tres... preparándote 
para el rechazo inminente, esa negativa y ese NO que, a partir del cuarto cubata, te la 
pela. Porque, si no es así ¿Para qué te bebes más de 4 copas? 

" — ¿Aquí a qué hemos venido? — Te preguntas." A beber, claro está. 

Cada uno responderá lo que quiera pero tú sabes muy bien a qué has venido. 

Estás en el bar y ya empiezas a ver a todo el mundo en pelotas. 

De toda esa gente que va a los bares y discotecas, sí, siempre hay un guarro que 
os imagina desnudos. No te preocupes si no te has depilado, esa persona os imaginará a 
su gusto, igual te prefiere con el arbusto. Cada uno se emociona a su manera. 

Yo me doy cuenta que estoy en "modo sexo on" cuando, hablando con mi 
amigo, a cada frase le añado las dos palabras clave "par de". 

" — ¡Joder con la camarera, vaya par... Vaya par de cubatas que nos ha puesto! 
Y... ¡Vaya par... vaya par de manos tan bonitas y suaves! Y... ¿Qué me dices de ese 
par de. . . ese par de ojos que hipnotizan? ¡Qué pena que no tenga un buen par de tetas!" 

Y entonces, con el cuarto cubata, empiezas a ver a todo el mundo súper 
entregado. Todos animándose, bebiendo, riendo. Seguramente contándose sus penas y 
contando lo muy idiota que es cada uno de sus jefes o de sus parejas... ya sabes, viernes 
noche. 

Esto, a las personas que folian antes de salir a tomar algo o antes de salir de 
fiesta no les pasa. Porque salen a la calle relajados, felices y con una sonrisa, sin la 
presión de tener que salir a ver qué pillan (Excluyamos ninfómanos y similares). No me 
digas que no se ve la vida diferente después de desfogarte. Ya no te sientes como un 
perro esperando a que tu amo te tire las sobras de la comida al suelo para relamer lo 
poco que te deja comer. 
¡Has follado! ¿Qué más te queda por hacer?..
 
Autor: Pablo Tagliavacche Andreu.  

Colchón capaz de detectar infidelidades

Si está pensando serle infiel a su pareja en la cama que comparten, mejor que se asegure primero de que el colchón no sea un soplón. Y e...

Leer mucho mas Love